26 de mayo de 2014

De notas en el iCloud...






Se levanto irritado por el calor a las 2:49 de la madrugada. Golpeó la almohada con todas sus fuerzas y le dieron ganas de gritar por culpa de la rabia que le daba todo lo que estaba pasando. La idea de que otro hombre la este haciendo suya no lo dejaba conciliar el sueño, seguramente la estará besando en el mismo lugar donde él la besaba sin cansancio. ¿Cómo? ¿Cómo sacarse eso de la cabeza? Intentó correr todos los días apenas se levantaba para sacar la rabia con el sudor, pero eso ya lo había hecho antes y al parecer solo funciona una vez. Ante cualquier intento de pensar en otra cosa se le venia a la mente que todo lo que hiciera, seria solo temporal y lo único que quedaba era tragarse la rabia y los celos como aquel jarabe que no nos gustaba de niños, poner un parche nuevo al corazón, seguir con la vida y crear una mejor defensa para los amores venideros. 
Pero, ¿Y si a él le calienta un huevo la defensa?¿Y si eligiera mejor la próxima? JA JA JA, 
“Como si se pudiese elegir en el amor, como si no fuera un rayo que te parte los huesos y te deja estaqueado en la mitad del patio.”
© Bitácoras del Paraíso 2012 | Blogger Template by Enny Law - Ngetik Dot Com - Nulis