7 de noviembre de 2011

Divague

 mas bien berrinches de asnos hambrientos cabalgando por la llanura campestre de las similitudes ajenas en el oscuro pantano de la carbonada legumbre por la inhabitada ciudad donde moran los peregrinos que van hacia ningún lugar con la meta de alcanzar lo desconocido.

14 de septiembre de 2011

La Guitarra y la Mujer - (de Un Desconocido)

La guitarra no sólo es la música (con todas sus posibilidades orquestales latentes) en forma de mujer, sino, como todos los instrumentos musicales inspirados por la forma femenina – viola, violín, mandolina, violoncello, contrabajo-, el único que representa a la mujer ideal: ni grande ni pequeña; de cuello alargado, hombros redondos y suaves, cintura fina y ancas plenas; cultivada pero con jactancia; remisa a exhibirse en la mano de aquél a quien ama; atenta y obediente a su amado pero sin pérdida del carácter y la dignidad; y tierna, sabia y apasionada. Hay mujeres-violín, mujeres-violoncello y hasta mujeres-contrabajo. Pero de qué modo se rehúsan a establecer esa íntima relación que ofrece la guitarra; de qué modo se niegan a permitir el canto, prefiriendo convertirse en objeto de solos o en parte de orquestaciones como no saben responder al contacto de los dedos para vibrar – en beneficio de agentes excitantes como arcos y púas, siempre quedarán relegadas, finalmente, por las mujeres-guitarra, que un hombre, cada vez que lo desee, puede tener cariñosamente entre sus brazos y pasar con ella horas de maravilloso aislamiento, sin necesidad de sostenerla en posiciones poco cristianas, como ocurre con los violoncellos, ni estar obligatoriamente de pie delante de ellas, como suele acontecer con los contrabajos.

¡Divino, delicioso instrumento que combina tan bien con el amor y todo lo que, en los instantes más bellos de la naturaleza, induce al abandono maravilloso!. Y no es porque sí que uno de sus más antiguos ascendientes se llame viola d´amore, como preanunciando el dulce fenómeno de tantos corazones heridos a diario por el melodioso acento de sus cuerdas…

Hasta en la manera de ser tocada – contra el pecho. Recuerda a la mujer que se anida en los brazos de su amado y, sin decirle nada, parece suplicar con besos y caricias que él la tome toda, la haga vibrar en lo más hondo de sí y la ame por encima de todo, pues de lo contrario ella nunca podrá ser totalmente suya.

Ubíquese en un cielo alto una Luna tranquila. ¿Acaso pide un contrabajo? ¡Nunca! ¿Un violoncello? Quizá, pero sólo si detrás de él hubiese un Casals. ¿Una mandolina? ¡Ni por asomo! Una mandolina, con sus tremolos, le perturbaría el éxtasis luminoso. Y entonces (me dirán) ¡ qué pide una Luna tranquila en un cielo alto? Y yo les contesto: una guitarra. Pues de entre los instrumentos musicales creados por la mano del hombre, sólo la guitarra es capaz de oír y de entender a la Luna.

20 de junio de 2011

eres mía..

ya no puedes negarlo, eres mía.. sólo mía
como mis ojos que te buscan cada noche
como el sonido de mi voz..como mi sombra
eres mía y nada más.. de la forma que la piel
está ligada al dolor, como mi aliento.. eres mía..
he bebido de tu alma a copa llena
así eres mía mujer..
como el sol cuando se lleva la lluvia,
como la noche y las estrellas
haré de tu vino buena cosecha..
y eres mía como la playa de la arena
como la prosa de la poesía..
soy tu hombre y tú mi mujer...
y así eres mía!
eres mia como el despecho de la melancolía.
eres la fuerza incontenible de este amor intenso
eres la sed que tengo en el desierto
y si te amo con ansias ¿toda la vida serás mía?
como tu música de mis canciones…
eres mía y de nadie más
y si encuentro otro mundo después de mi partida
te buscaré incansable para que vuelvas a ser mía!.

tumblr_lgg0keApjn1qa4145o1_500

19 de junio de 2011

Hablemos…

Hhablemos.. Solo aquí y ahora, y que nuestras palabras permanezcan en secreto, tu y yo.. Prometo decirte la verdad si tu prometes ser sincera.. Hablemos, y que luego quedemos como meros conocidos no importa.. Que si te ame. No dudes que te lo diré.. Hablemos sin cariños como lo hacíamos.. Que no pretendo robarte un beso o posar mis manos en tu cintura.. Sólo hablemos y mueve esos labios niña. Y róbame un suspiro para reconocer que lo nuestro fue verdadero.. Hablemos

¿Por que tu boca me niegas?


dame un beso y me disculpo…
discúlpate y talvez te bese.. aunque así te disculpes no creo que lo haga.
¿no sabes?, los besos no se niegan y menos cuando se quieren dar…
… no ves que mi boca insistentemente con la mirada solo busca tu boca…
no te quiero besar… ¿por que estas tan seguro que quiero hacerlo?
..dices que no quieres mis besos, pero mira como poco a poco tu cintura se encuentra entre mis brazos.. y te juro que si mis brazos tuvieran labios en estos momentos besando tu figuran estarían!!!
sueltame, tu eres quien me abraza..
dame ese beso que quiero…que necesito!…y si supieras como mis labios quieren de tus labios es como si de sed murieran y ellos al ver a lo lejos tu boca..es como que toda ella de agua fuera..
sabes….discúlpate y tal vez cuando me vaya…otro día regrese, tal vez algún día vuelva y te bese..
¿por que tu boca me niegas?
por que alguien debería enseñarte que no debes llamar a una mujer por el nombre de otra.

Ballet Nacional del Paraguay – Techaga’u / Fragmento

 

El Ballet Nacional del Paraguay presenta una coreografía como resultado del Taller coreográfico Techaga’u (Nostalgia/Añoranza = idioma Guarani) en el Teatro Municipal de Caacupé, Bajo la Dirección de Rolando Rasmussen.
Con esta Presentación la Compañía de baile inicia su gira por el interior del país con el ciclo didáctico Danza Joven.
La obra Techaga’u es una creación colectiva de los integrantes del Ballet Nacional del Paraguay, sobre añoranza, y nostalgia de nuestras raíces, enfatizando los juegos infantiles.
Apoyado por La Embajada de España en el Paraguay y el Centro Cultural Juan de Salazar de Asunción.

– La música que utilizan al principio esta titulada “Soldado”, por la banda Paraguaya “La Secreta”

http://www.fileserve.com/file/pC6mDKJ <== Descargable Aquí

© Bitácoras del Paraíso 2012 | Blogger Template by Enny Law - Ngetik Dot Com - Nulis